Tumudanza: Presupuestos de mudanzas nacionales e internacionales

Presupuestos totales solicitados: 261.447

Técnicas de embalaje para tu mudanza

En primer lugar deberás realizar una lista por separado de las cosas que hay en cada una de las habitaciones. Separa las cosas que te vas ha...

Técnicas de embalaje para tu mudanza

Tu mudanza Técnicas de embalaje para tu mudanza

En primer lugar deberás realizar una lista por separado de las cosas que hay en cada una de las habitaciones. Separa las cosas que te vas ha llevar a tu nueva casa y ponlas en un lugar visible de cada habitación, vete tachando a medida que vayas realizando las cajas. Es importante que en las cajas se indique lo que contienen y ha que lugar de la nueva casa van a ir, de esta forma evitarás tener que abrir todas si necesitas buscar algo

Los niños también pueden participar en esta labor, especialmente con sus pertenencias y juguetes, será un buen momento para realizar esa limpieza que nunca se lleva a cabo. Esto le permitirá sentirse partícipe y asumir mejor el cambio de domicilio.

Desmontar los muebles. En este menester hay que ser muy cuidadoso y tomar unas mínimas precauciones para no tener problemas a la hora de montarlos, ya que con el paso del tiempo las puertas o cajones han ido cediendo y se han acoplado a un lugar determinado que deberemos respetar. Lo primero que debemos hacer, es numerar con adhesivos: baldas, cajones y puertas. También puede ser muy útil si disponemos de una cámara digital sacar alguna foto del mueble en su conjunto para saber su aspecto original y resolver dudas de montaje, hacer lo mismo según vayamos desmontándolo. Los tornillos y piezas de pequeño tamaño lo meteremos en bolsas con un cierre seguro y también las numeraremos. Es conveniente juntar todas las bolsas y meterlas en un recipiente de plástico que se cierre bien. No utilices nunca cinta adhesiva directamente sobre los muebles, pueden dañar el barniz, para ello utiliza un trozo de tela o de hule y sobre estos la cinta adhesiva.

Empaqueta lo mas pesado -como libros- en cajas pequeñas para que sean mas fáciles de mover.

La ropa que no sea delicada utiliza bolsas de basura con auto-cierre. Para trajes, vestidos y ropa delicada se recomienda comprar cajas especialmente diseñadas para estos menesteres.

Para proteger la vajilla, envuelve objeto por objeto con papel de periódico o de burbuja, colocar los platos de canto -nunca de forma horizontal- primero los objetos mas pesados y luego los mas ligeros.

Al embalar un ordenador, no te olvides de realizar copias de seguridad y asegúrate de no guardarlos cerca de objetos que generen campo magnético, ya que se podrían dañar o borrar la información que tengamos

Marca claramente las cajas que tienen objetos frágiles con algún distintivo rojo para que sean manejados con mas cuidado. En librerías existen pegatinas de diferentes tamaños para este trabajo.

Nunca debes empaquetar ni transportar combustibles ni objetos inflamables -aerosoles, sprays, municiones, desodorantes, productos de limpieza y también otros objetos que su derrame pueda ocasionar grandes averías como el aceite de cocina

Vaciar, descongelar el refrigerador y congelador con al menos 48 horas antes de la mudanza, dejar las puertas abiertas, un consejo, poner una bolsita de bicarbonato para eliminar olores

Vaciar los depósitos del corta césped y otros aparatos que funcionen con combustible al menos una semana antes, esto también sirve para las bombonas de butano o propano.

Las maletas, bolsas con ropa y todas las cosas de llevar en mano,-ciertos utensilios de cocina, artículos de aseo personal y algunos cambios de ropa- deben ponerse en lugar seguro como un armario empotrado con la puerta marcada "no transportar"

Los documentos personales como pasaportes, tarjetas, visas, cheques de viaje, testamentos, informes bancarios, médicos y otros deberás tenerlos también en un lugar seguro para que no sean embalados accidentalmente.

Hazte con un botiquín de viaje, lleva lo mas indispensable y no olvides las medicinas necesarias si alguna persona de tu familia lleva tratamiento médico.

Date una vuelta por la casa, garaje, trastero o bodega y haz un doble chequeo para verificar que no te dejas nada, acuérdate de mirar los armarios empotrados y por último deja la casa tan limpia como esperas encontrar la tuya.

Al llegar a tu nuevo hogar

No hay ninguna razón para que existan mermas en tus bienes, cuenta las cajas a medida que se van descargando y revisa tu inventario que debe coincidir con el de la compañía de mudanzas.

Ya en tu nuevo hogar, y cuando el personal de la mudanza haya montado los muebles y se haya ido, lo primero que debes empezar a desembalar es la ropa con perchas e irla dejando en los roperos dentro de sus armarios, seguir con el resto de ropa y ordenarla en los estantes y cajones, luego las cosas de cocina -cacerolas, sartenes, etc.- continúa con los baños o libros y al final desembala lo frágil.

Volver